Norte Italia - 9 días

ITINERARIO
LUNES - 06/07/2020 - TENERIFE N > BARCELONA > VENECIA (Consultar horarios)
LUNES - 13/07/2020 - VENECIA - BARCELONA (Consultar horarios)
MARTES - 14/07/2020 - BARCELONA > TENERIFE N (Consultar horarios)

Llegada al aeropuerto de Venecia. Traslado al hotel, cena y alojamiento.

Desayuno en el hotel. Traslado para coger el Vaporetto que nos llevará al centro histórico de VENECIA. Allí realizaremos una VISITA GUIADA para conocer todos los rincones cargados de historia y de leyenda de esta ciudad construida sobre el mar, considerado una de las más encantadoras y románticas del mundo. La ciudad está atravesada por multitud de canales, recorridos a diario por miles de góndolas que vienen y van, y atravesados por más de 400 puentes, alguno de ellos famosos, como el Puente de Rialto, construido en 1588 o el Puente de los Suspiros, rodeado de leyendas.

De entre todos los canales destaca el “Canalasso”, como llaman los venecianos al Canal Grande, de 4 km de longitud que divide en dos la ciudad y que es su principal vía de comunicación. En él se puede admirar el juego de luces que se refleja en el agua de los bellísimos palacios que formaron parte de la aristocracia Veneciana, muchos de ellos convertidos hoy en museos visitables: Ca’ Pesaro (Galería Nacional de Arte Moderna), Ca’Rezzonico (Museo del setenciento veneciano), Ca’Corner (Museo de Arte Contemporáneo), o  Ca’d’Oro, (Museo Giorgio Franchetti).

Pero si hay un lugar en Venecia que uno no debe dejar de visitar, ese es la Plaza de San Marcos, auténtico corazón de la ciudad y que está considerada la plaza más bella del mundo. Al fondo de la Plaza se encuentra la bellísima Catedral de San Marcos, que con su imponente fachada llena de mosaicos y con sus torretas y agujas góticas es la protagonista absoluta de toda la plaza. La Torre del reloj es una verdadera obra de arte de ingeniería y belleza. Muy cerca también de la plaza se alza el bellísimo Palacio Ducal (1442) que es el mejor ejemplo de gótico veneciano y uno de las mejores obras arquitectónicas del arte renacentista. Fue sede del gobierno de la república Marinara de Venecia, además de ser el palacio de justicia y la residencia del Doge. Hoy en día contiene en su interior un museo donde es posible admirar los salones decorados con muebles de la época, junto a muchísimos cuadros y esculturas. Comida libre para disfrutar de la mejor gastronomía italiana en sus restaurantes o bien en alguno de los innumerables puestos callejeros donde degustar la mejor pizza italiana.  A última hora de la tarde traslado al hotel en Venecia, cena en el hotel y alojamiento.

Desayuno en el hotel. A continuación salida hacia TREVISO. Ubicada a sólo 30 km de Venecia, Treviso es una pequeña ciudad que se puede recorrer tranquilamente a pie de un extremo al otro, paseando entre palacios decorados con frescos, pórticos y antiguas villas. Al igual que Venecia, Treviso también presume de estar atravesada por multitud de canales formados por el río Sile, cuyas aguas se aprovechan para mover los molinos que se encuentran en varios puntos de la ciudad. En Tresviso realizaremos una VISITA GUIADA para conocer con detalle la ciudad, visitando lugares como La Plaza de los Señores considerada el corazón de la ciudad y donde se levantan importantes edificios como el Palacio de la Prefettura, construido al final de 1800, la Torre Civica con el campanario y, sobre todo, el más conocido monumento de Treviso, el Palacio de los Trecientos: edificio de estilo románico construido en el siglo XIII y restaurado después de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. De esta plaza sale la calle principal de la ciudad, Via Calmaggiore, una calle porticada y llena de comercios, algunos de los cuales destacan por su lujo y refinamiento. La calle conecta la Plaza de los Señores con la iglesia principal, el Duomo (La Catedral) dedicada a San Pedro.  Comida en restaurante concertado en Treviso.

Después de la comida, salida hacia CORTINA D´AMPEZO, lugar donde nos alojaremos los siguientes días.  Cortina d’Ampezzo es por la proximidad a los centros de esquí y por su variada, cómoda y valiosa oferta de alojamiento, el mejor “campamento” para visitar el entorno de Dolomitas.

La población de Cortina, antigua ciudad olímpica en el año en 1956, se halla a algo más de 1200 metros de altura, en un valle que permite acceder fácilmente a los imponentes picos de más de 3.000 metros donde los escaladores tocan el cielo Dolomita. La pequeña ciudad, está perfectamente preparada para acoger y dar descanso a los miles de personas que cada año visitan Dolmitas, tanto en invierno, como en verano, con balnearios, spas, y sobre todo multitud de tiendas para todo tipo de gustos, que van desde las grandes marcas de moda o joyería hasta las tiendas artesanales con productos exclusivos que no encontraremos en otro lado del mundo. Cena en el hotel y alojamiento.

Desayuno en el hotel y salida hacia Misurina, desde cuyo parking comenzaremos a caminar hacia el refugio de Tres Cimas. Haremos un recorrido circular alrededor de las TRES CIMAS DE LAVAREDO, quizá las más espectaculares y famosas montañas de los Dolomitas: tres grandes peñas de paredes verticales de aproximadamente 700 metros que sorprenden al visitante y que se han convertido en icono de la región. Regreso al hotel para el almuerzo/Almuerzo en Restaurante en Cortina d´Ampezzo. Por la tarde realizaremos una visita panorámica por la zona de LA MARMOLADA apodada la «Reina de las Dolomitas»: no solo por ser la montaña más alta de los Dolomitas, sino que también es el único glaciar que queda en esta cadena montañosa. Está considerado el paraíso del escalador y uno de los mejores lugares del mundo para practicar el esquí alpino. Situada entre las provincias de Belluno y Trento, imponente montaña está formada en realidad por varios picos que superan los 3.000 metros siendo el más alto Punta Penia con 3.343 m. En nuestro recorrido, obtendremos sin duda una de las panorámicas más espectaculares de los Dolomitas. Regreso a al Hotel de Cortina d´Ampezzo, Cena en el hotel y alojamiento.

Desayuno en el hotel. A continuación salida hacia LAGO DI BRAIES, del que puede decirse que es uno de los lagos más bellos de Italia: un lago de montaña, a casi 1.500 m. de altitud, de color azul brillante en pleno corazón de Las Dolomitas. Allí, podremos caminar alrededor del lago observando diferentes vistas de las montañas que lo circundan, o bien, alquilar un bote de remos y flotar en la superficie de sus profundas aguas a la vez que disfrutamos del bello paisaje. A continuación nos trasladaremos a VERONA para el almuerzo en el hotel. Después de comer, disfrutaremos de una VISITA GUIADA en Verona, la ciudad de Romeo y Julieta, considerada una de las ciudades más románticas de Italia, donde se conservan todavía restos de su pasado romano como “La Arena de Verona”,  un gigantesco anfiteatro romano de hace 20 siglos que es la joya de la ciudad. Merece la pena pasear por  las animadas Piazza dei Signori y Piazza delle Erbe, la más antigua de Verona y su centro neurálgico.  Y por supuesto, uno no debe marcharse de la ciudad sin visitar la Casa de Julieta, uno de los puntos de peregrinaje para los románticos seguidores de la obra de Shakespeare (aún se puede contemplar el balcón que tanto inspiró al escritor), donde los enamorados dejan las notas de amor en la pared de la casa. Otros monumentos interesantes son el Castelvecchio medieval o la iglesia de Santa María Antica, donde reposan los restos de la familia Scaligere, gobernantes de Verona entre los siglos XIII y XV. Traslado al hotel en Verona, cena y alojamiento.

Desayuno en el hotel. A continuación salida hacia BRESCIA donde realizaremos una VISITA GUIADA.

Brescia, la llamada “Leonessa de Italia” durante la Reunificación, es una ciudad pequeña, con apenas 200.000 habitantes, que se presenta al visitante como una ciudad moderna, con un importante pasado industrial, activa y dinámica, pero que a su vez, ha sabido conservar intacto un rico patrimonio de siglos de antigüedad, como su antiguo foro romano una de las áreas arqueológica más importantes del norte de Italia. Callejeando por sus calles de aire medieval uno se encuentra bonitas plazas, como la Piazza Loggia, con sus soportales, su reloj astronómico frontal y trasero y sus cafeterías donde disfrutar de un buen café o también La Piazza Paolo VI, auténtico corazón de la ciudad, donde se levantan dos catedrales: La Catedral nueva (Duomo Nuovo)  monumental y resplandeciente con su blanca fachada, y su enorme cúpula (la tercera más grande de Italia) y la catedral vieja (Duomo Vecchio), mucho más sobria, del siglo XI. La cercana Vía Dante es la principal calle de tiendas y boutiques de alta calidad. Destacar, finalmente, el Museo de Santa Giulia, un museo declarado Patrimonio de la Humanidad por albergar 11.000 piezas sobre la historia de los diferentes pueblos que habitaron Brescia siglos atrás, ubicado en un antiguo monasterio con unas capillas profusamente decoradas. Almuerzo en Restaurante. 

Después de la comida visitaremos CREMONA ciudad de música y arte del norte de Italia conocida por su antigua e importante tradición musical, destacando sus violines. Para conocer mejor la ciudad, realizaremos una VISITA GUIADA. En Cremona se pueden visitar diferentes lugares relacionados con la historia del violín, como la casa natal de Stradivari, la Casa Bodega de la familia Amati, y el barrio de los lautistas donde todavía trabajan varios maestros violinistas.  La catedral de Santa Maria Asunta es una bellísima iglesia que mezcla el estilo románico, el gótico y  el barroco; es sin duda una de las arquitecturas medievales más bonitas en Italia. En su interior se pueden apreciar varios frescos y esculturas. El Torrazzo es la torre campanario que se encuentra al lado de la Catedral en la Plaza del Comune, y ha llegado a convertirse en el símbolo de la ciudad. Con sus 111 m. de altura, es la torre campanario más elevada de Europa. Pero Cremona es también famosa por su dulce gastronomía, destacando el turrón (torrone), verdadero producto estrella, llamado “Crucant” en el dialecto local o también, la “Mostarda”, un producto hecho a base de fruta confitada en almíbar y mostaza. Traslado al hotel en Verona, cena y alojamiento.

Desayuno en el Hotel. Salida hacia LAGO DI GARDA, acompañados de un guía que nos dará a conocer con una VISITA GUIADA, los rincones más bellos del lago. El lago de Garda con su clima templado y la perfecta temperatura de sus aguas parece casi un mar entre los Alpes y la llanura padana. El lago se encuentra rodeado de palmeras, adelfas, olivos y vides y sus orillas bañan tres regiones: Lombardía, Trentino Alto Adigio y Veneto. Alrededor, en sus orillas, surgen pueblecitos pintorescos con sus pequeños puertos, y otros más grandes llenos de vida, también castillos y monasterios medievales todo ello en un paisaje hermoso donde hay numerosos parques y reservas naturales.

 

De todos los pueblos que bordean el lago, visitaremos por la mañana SIRMIONE, ubicado en un lugar estratégico del lago, al que se accede pasando un estrecho puente levadizo al lado de una enorme fortaleza medieval excelentemente conservada, compuesta por un intrincado anillo de torres y muros que protegían la ciudadela de cualquier intruso. Su importancia estratégica era inestimable pues ha sido una de las más famosas fuentes termales de Europa desde tiempos antiguos (ya lo romanos levantaron un complejo termal del que aún se conservan sus ruinas) pues se dice que sus aguas son ideales para tratamientos contra dolores musculares, gripes y otros males. El centro de Sirmione siempre está lleno de vida, el hermoso lago con las vistas encantadoras, el bienestar que solo el spa puede ofrecer y la historia que vive en la roca de las Cuevas de Catulo son solo algunas de las cosas que ver en Sirmione, no por nada conocida como “La Perla del Garda”. Almuerzo en Restaurante.

 

Dedicaremos la tarde a visitar otra localidad: PESCHIERA DI GARDA, situada en la parte sur del Lago di Garda. Peschiera tuvo una importancia estratégica vital cuando estaba bajo el control del imperio austriaco: tanto ella, como otras localidades como Mantua, Legnago y Verona, formaban parte de un sistema defensivo llamado como “el Cuatrilátero”. Aún hoy se conserva parte de la antigua muralla (incluida dentro del listado de Patrimonio Unesco) y su correspondiente fortaleza y, de hecho, el centro antiguo de del pueblo se asienta sobre una isla rodeada por una muralla en forma de estrella, una de las construcciones más importantes de la ciudad junto con la iglesia de San Martino. La monumental arquitectura que atesora, así como las propuestas de ocio y actividades deportivas y el bello paisaje que rodea la población hacen de Peschiera una visita imprescindible. Regreso al hotel en Verona, cena y alojamiento.

Desayuno en el hotel. Día libre por VERONA para recorrer tranquilamente sus rincones, visitar algún museo o realizar las últimas compras. Almuerzo en restaurante.

A la hora convenida, traslado al aeropuerto para tomar el avión con destino BARCELONA. Llegada a Barcelona, Cena por cuenta del cliente, traslado al hotel y alojamiento.

Desayuno en el hotel. A la hora convenida traslado al aeropuerto de Barcelona para tomar el vuelo de regreso. Llegada a Tenerife. Fin de nuestros servicios.

GALERÍA
QUÉ INCLUYE
PRECIO

1.495€

Suplemento habitación individual / persona: 345€

MÁS INFORMACIÓN

    RESERVAS